Herramientas Para Diseñadores: Mapas de Calor

La creatividad y el ingenio a la hora de crear una página web pueden marcar la diferencia entre un portal sobresaliente y uno ordinario. La combinación virtuosa entre colores, simetría, distancias, fuentes de letra e imágenes son la piedra angular del diseño web. Para tratar de conseguir tal cometido, os mencionamos en este post los 20 mejores bloggers de diseño y web en español, de los que se puede aprender un sinfín de trucos.

Sin embargo, el objetivo final que se persigue al crear una página web es el de la conversión, ya sea vender un producto o servicio, mantener al lector enganchado a tu contenido el mayor tiempo posible o conseguir suscripciones. Para ello, el virtuosismo en el diseño y la creación web será de gran ayuda, pero no es a lo único que debemos prestar atención queremos aumentar las conversiones.

EL MAPA DE CALOR PARA GENERAR MÁS CONVERSIONES

El primer paso por supuesto, es el de diseñar y crear el sitio web, pero una vez realizadas estas tareas se debe proceder a analizar el comportamiento de los usuarios en cada una de las páginas de nuestra plataforma. El objetivo de ello es implementar los cambios necesarios en pos de crear una mejor experiencia de navegación que nos lleve a generar más conversiones. En este post sobre análisis web se incide más sobre la importancia de llevar a cabo este tipo de acciones.

Entre las herramientas más útiles para analizar cómo los usuarios interactúan con la web se encuentran los mapas de calor. Éstos son gráficos que muestran en diferentes colores la frecuencia y tiempo con la que los internautas pasan con el puntero por las distintas partes de una página específica. Así pues, en este gráfico, las zonas en las que el puntero de los usuarios se haya posado más frecuentemente serán de un tono rojizo. Al contrario, las partes en las que el puntero haya pasado menos frecuentemente, dependiendo del software, se colorarán de morado o no adquirirán ningún color.

Está técnica deriva del “Eye Tracking”, un sistema usado en marketing y psicología para detectar donde mira el ojo de una persona en cada momento. El inconveniente de éste es que es caro y difícil de utilizar. El mapa de calor es una técnica que sustituye bastante eficazmente al “Eye Tracking”, ya que está demostrado que el 88% de las ocasiones los usuarios miran allá donde esté el puntero. Si un problema tiene esta técnica es que necesita de una muestra amplia de datos para poder arrojar resultados fiables.

Ahora bien, lo que interesa de esta tecnología es la gran ayuda que puede prestar al rediseñar una web. Los llamados puntos calientes (zonas donde más frecuentemente pasa el puntero), pueden servir para colocar los llamados “Call to Action”. Es decir, los elementos que incitarán al usuario a convertir. Esto puede ser un botón con una acción específica como “compre ya” o algo que simplemente se quiera destacar. La utilización óptima de estos puntos calientes es clave para la maximización de las conversiones. Por otra parte, también ayuda a detectar zonas infrautilizadas y zonas en las que nadie nunca presta atención.

Existen diversos programas para realizar mapas de calor, de los cuales aquí muestran algunos. Y es que aunque seas diseñador experimentado o principiante, ésta es una herramienta poderosísima para hacer una web que además de ser una auténtica joya de diseño, sea una joya de la funcionalidad.

Imagen de portada gracias a maxxyustas/DepositPhotos.

Creativo Independiente

7 días de consejos y trucos que te convertirán en un creativo exitoso.

Clientes, tarifas, servicios, marketing, branding y mucho más.

 

Lección 1: Cómo manejar a un cliente que pide descuento

Curso Gratuito

Estudio de los Creativos Independientes en Iberoamérica